Carta a FASB para pedir exención del CECL para cooperativas de ahorro y crédito

30 de abril de 2020

ENVIADO POR EMAIL

Sr. Russell G. Golden
Presidente de la mesa directiva
Consejo de Normas Contables y Financieras
401 Merritt 7
Norwalk, CT  06856-5116

RE: Impacto de las CECL en las cooperativas de ahorro y crédito

Estimado presidente Golden:

Las cooperativas de ahorro y crédito tienen un largo historial de ayuda a sus miembros en situaciones difíciles y no tengo dudas de que las cooperativas de nuestro país darán la talla para afrontar este desafío durante la actual pandemia. Para apoyar a nuestro sistema de cooperativas de ahorro y crédito mientras satisface las necesidades de sus clientes, la National Credit Union Administration (NCUA) ha estado brindando activamente orientación y ayuda regulatoria. Para colaborar con nuestros esfuerzos para aliviar las cargas regulatorias de dicho sistema, le pido al FASB que proporcione ayuda exonerando a las cooperativas de tener que cumplir con la actualización de las normas contables n.º 2016-13 por pérdidas crediticias actuales esperadas (CECL).

Creo que los costos de cumplimiento asociados con la implementación de las CECL excede abrumadoramente los beneficios. Incluso antes de la pandemia actual, las cooperativas de crédito y ahorro se dirigieron a la NCUA para transmitirle su preocupación acerca de las consecuencias involuntarias de pedirle a estas que implementen las CECL. En la situación actual, estoy particularmente preocupado por el efecto alarmante que tendrá adoptar las CECL en los préstamos, incluidos aquellos para prestatarios de bajos ingresos.

Además, para la mayoría de las cooperativas de ahorro y crédito, implementar las CECL tendrá un impacto negativo inmediato en el patrimonio neto. Si bien el FASB les permitió a las cooperativas de ahorro y crédito retrasar la implementación de las CECL hasta el 1 de enero de 2023, el tiempo adicional que se les otorgó para recopilar datos, revisar los sistemas de procesamiento de datos y analizar varios modelos ahora se está utilizando para ayudar con las necesidades de créditos y depósitos de sus miembros. Este trabajo vital se está llevando a cabo cumpliendo con las restricciones adicionales impuestas por los protocolos de distanciamiento social y la orden de quedarse en casa. Por lo tanto, insto al FASB a proporcionar la ayuda necesaria a todas las cooperativas de ahorro y crédito ofreciendo, por lo menos, una alternativa al Consejo de Empresas Privadas que retenga el marco de la metodología de las pérdidas incurridas.

El apoyo inicial a las CECL se centraba en brindarles a los inversores mejores estados financieros usando información "con miras a futuro" relacionada con las pérdidas de crédito esperadas. Si bien el FASB sostiene que las CECL son escalables para las instituciones de todos los tamaños, los constantes desafíos de las restricciones de recursos y los sistemas de datos parecen sobrepasar los beneficios anticipados de la comparabilidad de estados financieros entre las cooperativas de ahorro y crédito y el resto del sector financiero.

La NCUA utiliza el modelo de pérdidas incurridas para supervisar y examinar la seguridad y la solidez de las 5,236i cooperativas de ahorro y crédito dentro de nuestro alcance. De esa cantidad, 3,641 (aproximadamente un 70 por ciento) tiene un total de activos menor a $100 millones. Intentar reconocer todas las pérdidas de crédito esperadas, incluso usando el método de vencimiento por promedio ponderado, está repleto de desafíos de recopilación de datos para nuestras cooperativas supervisadas más pequeñas. En resumen, las CECL no brindan ventajas suficientes con el modelo de pérdidas incurridas para apoyar la implementación de estas en el sistema de cooperativas de ahorro y crédito, especialmente en las condiciones económicas actuales.

Insto respetuosamente al FASB a considerar proporcionar una exención permanente de la implementación de las CECL para las cooperativas de ahorro y crédito. Si tiene alguna pregunta o desea seguir debatiendo sobre esta cuestión, por favor, comuníquese con Gisele Roget, subdirectora administrativa y directora, Oficina de Asuntos Exteriores y Comunicaciones, escribiendo a  groget@ncua.gov o al 703.518.6330.

Atentamente,

/s/

Rodney E. Hood
Presidente de la mesa directiva

cc: Shayne Kuhaneck, director técnico interino del FASB


Acotaciones


i Datos recopilados de los informes financieros del 31 de diciembre de 2019.

Última modificación el
05/26/20