Mientras no se supere el sesgo en las tasaciones, persistirá la brecha patrimonial racial

Tal como se publicó en American Banker: https://www.americanbanker.com/opinion/until-appraisal-bias-is-conquered-the-racial-wealth-gap-will-persist

Crecí en Indiana y solía escuchar la música de mi conciudadano John Mellencamp. Su balada clásica de la década del 1980, "Pink Houses," sigue siendo una de mis canciones favoritas. En aquel momento de mi adolescencia, pensaba que esta canción alegre solo era una fabulosa melodía con una letra que hablaba de los Estados Unidos. En la actualidad, sin embargo, percibo de manera muy distinta la letra perspicaz de esa canción.

Su primer verso describe a una persona de color en su porche delantero que vive en un vecindario de gente de color y que piensa "que es un afortunado" porque una carretera interestatal pasaba delante de su patio delantero. Ahora que soy un adulto más sabio y con más experiencia, entiendo con mayor claridad cómo esta canción describe la muy distinta suerte y expectativa de las comunidades de color, junto con otras comunidades marginadas, en cuanto a la búsqueda del sueño americano.

Y veo con claridad que el sesgo de tasación es una injusticia común que sufren muchas personas de color que compran, venden o refinancian sus casas. Después de todo, alcanzar el sueño americano y crear riqueza intergeneracional a través de la propiedad de viviendas solo es posible si el valor de las propiedades se evalúa de una manera precisa y justa para todos.

Por esta razón, el último verano, la National Credit Union Administration se unió a otras 12 agencias federales para empezar a corregir este antiguo error. Por indicación del presidente Biden, se le encargó al grupo de trabajo de Tasación de propiedades y valoración patrimonial, PAVE por sus siglas en inglés, enfrentar un viejo problema del que no se hablaba: la subestimación de propiedades debido al sesgo racial o étnico.

Esta práctica discriminatoria ha limitado la posibilidad de muchas familias de color de beneficiarse completamente de los retornos financieros de la propiedad de viviendas. Por ejemplo, un estudio de Freddie Mac de 2021 de 12 millones de tasaciones halló que las casas en los vecindarios de gente de color y latina se tasaban a un valor menor que propiedades similares dentro de las comunidades blancas.

Varias investigaciones de los medios de comunicación han demostrado un sesgo flagrante en las tasaciones que perjudica a las personas de color. En una de las historias recientes que se mostraron en las noticias, una casa que se había "blanqueado", es decir, se habían quitado todos los rastros de sus dueños de color, se tasó a cientos de miles de dólares más que la tasación original. Esta injusticia debe terminar.

Más de una década atrás, en la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor (Inglés), el Congreso promulgó reformas para abordar los problemas en la industria de las tasaciones. Como miembro del personal del Congreso, hice mi aporte a las disposiciones de esa ley sobre el sesgo en las tasaciones. Entre otras cosas, estas reformas dieron más poderes al Subcomité de Tasaciones, la agencia federal que supervisa los programas regulatorios de tasación estatal. Estos cambios abordan la independencia y la inflación de las tasaciones.

Sin embargo, como demuestra el estudio de Freddie Mac, otros informes y recientes coberturas de los medios de comunicación, siguen habiendo fallas en el sistema de tasaciones, en particular sesgos raciales. La tecnología nos ofrece una solución al problema del prejuicio humano. Por esta razón, la NCUA está trabajando junto a otras agencias en normas conjuntas para establecer estándares de control de calidad en los modelos de valuación automatizada. Al hacer esto, debemos asegurarnos de que los algoritmos no resulten en un sesgo en los resultados y violen las leyes de préstamos justos.

En última instancia, el sesgo sistemático en las tasaciones se perpetúa debido a varios factores, por lo que debemos adoptar un abordaje múltiple para solucionar este problema. Además de las recomendaciones recientemente publicadas en el Plan de Acción de PAVE, algunas leyes existentes como la Ley de Vivienda Justa y la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito deben utilizarse como base legal para remediar esta desigualdad.

Mientras continúa nuestro trabajo, la NCUA hará su parte para impulsar la justicia y la igualdad económica, un objetivo que se alinea completamente con la misión legal del sistema de cooperativas de ahorro y crédito en cuanto a satisfacer las necesidades de crédito y ahorro de sus miembros, especialmente aquellos consumidores de recursos modestos. Y la NCUA continuará estudiando las causas de las disparidades en los servicios de valuación y tasación para contar con la información necesaria para nuestros proyectos de ley futuros.

Además, a través del Consejo Federal de Inspección de Instituciones Financieras (FFIEC), la NCUA se compromete a trabajar con sus contrapartes en las agencias bancarias estatales y federales para combatir cualquier forma de discriminación en las tasaciones al asegurarse que el control gubernamental y las prácticas de la industria fomenten la equidad en las valuaciones de propiedades. Para esta tarea, el consejo debe crear conciencia sobre el sesgo en la tasación y la valuación a través de la educación a los consumidores y la capacitación de los profesionales, proporcionar datos de alta calidad para medir los resultados, respaldar los esfuerzos para diversificar la industria de la tasación y crear orientaciones integrales que prevengan el sesgo en la tasación y la valuación a través de acciones de cumplimiento y aplicación.

Para ser claros, el trabajo del consejo y el grupo de trabajo de PAVE nunca podrá compensar todos los años de discriminación. Sin embargo, es un paso en la dirección correcta de subir los estándares de la industria de la tasación para asegurar que todos los estadounidenses tengan igualdad de oportunidades para construir su patrimonio a través de la propiedad de viviendas.

Al final de "Pink Houses", hay una frase que dice: "hay ganadores y perdedores". Nuestro trabajo es asegurar que el sesgo en las tasaciones no decida quiénes son los ganadores y perdedores en la propiedad de viviendas, de forma tal que las personas de color tengan un tratamiento justo y equitativo en cuanto a la valuación de sus casas. Solo entonces podremos empezar a superar la brecha patrimonial racial. Es un trabajo importante y que está pendiente desde hace mucho tiempo.

Última modificación el
09/12/22