Saltar a contenido

Minimenú

Buscar una cooperativa
Activar submenú
Ver más información

Línea directa de la OIG

​La línea directa de la OIG es la forma en que los empleados de la NCUA, sus contratistas, los empleados gubernamentales y el público en general puedan hacer denuncias de fraude, mal uso, abuso o mal manejo de los programas y las operaciones de la NCUA.  La OIG acepta denuncias de sospechas entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • Fraude o colusión en contratos y adquisiciones;
  • Sobornos y aceptación de gratificaciones;
  • Pésima administración;
  • Uso indebido, malversación o robo de propiedad o fondos del gobierno;
  • Mala conducta de los empleados, como el uso indebido de un puesto oficial o la aceptación de regalos no autorizados y otras actividades ilícitas o contrarias a la ética.

Puede llamar a la línea directa de la OIG al 703-518-6357 o al 800-778-4806 de las8:30 a. m. a las 4:00 p. m. EST para hablar con un miembro del personal de la OIG. Después de hora, puede dejar un mensaje y lo llamaremos.

Confidencialidad

La Ley de Inspector General de 1978, según sus modificaciones (Ley IG), y otras leyes pertinentes, protegen la confidencialidad de las personas que presentan una reclamación por la línea directa.

De conformidad con la sección 7(b) de la Ley IG, luego de recibir una reclamación o información sobre un empleado de la NCUA, la OIG no divulgará la identidad del empleado sin el consentimiento del mismo salvo que el inspector general determine que dicha divulgación será inevitable durante el curso de la investigación. Toda información identificatoria se considera material confidencial y los empleados de la OIG no deben divulgar dicha información, salvo a otros empleados de la OIG que deban estar al tanto debido a sus obligaciones oficiales.  Para obtener más información, los empleados de la NCUA deben consultar la Instrucción 1910.08 de la NCUA.

Los denunciantes que no son empleados de la NCUA no cuentan con el derecho automático a la confidencialidad de acuerdo con la sección 7(b) de la Ley del Inspector General de 1978.  No obstante, quienes no sean empleados de la NCUA pueden solicitar dicha confidencialidad en forma específica, y la OIG protegerá la confidencialidad de dichos denunciantes hasta el grado máximo permitido por la ley (por ejemplo, utilizando las exenciones y exclusiones aplicables de la Ley de Libertad de Información y las exenciones aplicables de la Ley de Privacidad). 

Si no desea revelar su identidad, puede conservar el anonimato al comunicarse con la OIG. No obstante, tenga en cuenta que el anonimato puede impedir que se realice una investigación rápida o completa, o bien afectar el éxito de un procesamiento judicial posterior.

Folleto de la línea directa para imprimir de la OIG (Inglés)

Póster para imprimir de la OIG (Inglés)

9/26/2018 1:48 p.m.